Acerca de

CAI Logo English 02_edited.png

¿Por qué determinar los beneficios de una mejor calidad del aire?

La relación entre la exposición a contaminantes atmosféricos y la aparición de efectos adversos en la salud se encuentra ampliamente documentada (Griffom, 2007; EPA, 2004; American Thoracic Society, 2003). Estos efectos incluyen, entre otros, la enfermedad isquémica del corazón, la enfermedad cerebrovascular, el cáncer de pulmón, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la exacerbación del asma, el incremento en las tasas de incidencia de la infección respiratoria aguda y la ocurrencia de mortalidades en los grupos poblacionales más sensibles como los adultos mayores, niños menores de 5 años y población con enfermedades respiratorias y cardiovasculares preexistentes (OMS, 2005).

 

La exposición a contaminantes del aire puede causar efectos agudos (corto plazo) y crónicos (largo plazo) en la salud, afectando ojos, piel, pulmones, corazón, cerebro y al sistema reproductor.

Tanto la OMS como el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) han resaltado que la contaminación del aire ambiental es una de las áreas focales estratégicas para combatir causas fundamentales de mortalidad y morbilidad a nivel mundial. Más allá, los daños causados por la contaminación del aire pueden reducirse y los múltiples beneficios de implementar acciones en este sentido, superan ampliamente los costos de su abatimiento.

En este sentido, es importante estimar y comunicar cuál es el impacto actual que tiene la contaminación del aire en la salud de la población de las ciudades y, además, estimar cuáles podrían ser los beneficios de alcanzar ciertas metas de gestión, por ejemplo, el estándar de calidad del aire del país o la guía de calidad del aire de la OMS; o, por otro lado, los beneficios de cambios en la exposición derivado de la implementación de políticas y programas para mejorar la calidad del aire. Estas estimaciones se convierten en un elemento de gran importancia en la toma de decisiones para nuevos programas, proyectos, regulaciones y políticas que tienen un efecto en la calidad del aire.

En la actualidad existen diferentes herramientas digitales que automatizan y facilitan el proceso para llevar a cabo una evaluación de impactos en salud (EIS) por contaminación atmosférica, además de proveer consistencia, comparabilidad entre evaluaciones y aseguramiento de calidad en las estimaciones.

About this site  - Privacy Policy

Co-Beneficios en Salud

1120 G St NW, Washington, DC 20005, USA

Copyright ©2021 Clean Air Institute. All Rights Reserved.